Estadísticas yucatecas

La calidad del trabajo en Yucatán

Una manera de medir la calidad del trabajo en Yucatán es a partir de las prestaciones. Al respecto, el Conteo Intercensal 2015 del INEGI abordó este fenómeno, preguntándole a la población ocupada cuáles de las 7 prestaciones básicas estipuladas en la ley recibían.

Las cifran revelan lo siguiente: en todos los casos los indicadores del interior del Estado están por debajo del promedio estatal. En Mérida, el 77.9% recibe aguinaldo; en términos absolutos son 237,780 personas que cuentan con esta prestación frente a las 65,048 que no cuentan con ella.

También en Mérida, 7 de cada 10 tienen vacaciones con goce de sueldo; en el interior del Estado, 4 de cada 10.

El reparto de utilidades es la prestación con menos incidencia en Yucatán: 7 de cada 10 no reciben reparto de utilidades. La cifra es más dramática en el interior, donde 8 de cada 10 no reciben utilidad alguna.

La posibilidad de acceder a un crédito para adquirir una vivienda es un lujo que sólo se puede dar la mitad de la población ocupada: 60% en Mérida y un tercio de la población del interior de Estado.

Estos indicadores destacan algo que en reiteradas ocasiones se ha señalado para el estado de Yucatán: la limitada posibilidad que tienen los empleos con sus características actuales, para dotar a una familia de una vida digna; la sobrevivencia es la esencia de nuestra planta laboral.

La  calidad del trabajo en Yucatán
La  calidad del trabajo en Yucatán