Estadísticas yucatecas

Ya está, ya llegó, la tecnología se quedó

La semana pasada la llegada de UBER, aplicación informática para dispositivos móviles que permite contratar los servicios de transporte a un particular, levantó una alta expectativa en el público. Las redes se movieron y emocionados unos, otros eufóricos, difundían las ventajas de la aplicación. Los medios masivos nos obsequiaron una amplia cobertura informativa: al menos cuatro periódicos, dos canales de TV y varios noticieros de radio realizaron su estudio comparativo, y con lujo de detalle nos enteramos de la limpieza de las unidades, el ofrecimiento de la botellita de agua, el costo, el ahorro que significa y la amenaza que se avecina para el tradicional prestador de servicios. Los empresarios en su rol de grupo de presión conminan a la autoridad a definirse, ¿es o no es legal el servicio?, se preguntan todavía. El área rectora del transporte, acalambrada, se percibe aturdida: no sabe si corresponder a los tantos servicios prestados por el Frente Único o aumentar su distancia con el público usuario. La oposición, oportunista, le da la más cordial bienvenida. Un fenómeno informativo, pues, resultó para el público meridano el arribo de este nuevo servicio. Pues bien, con la llegada de UBER también llegaron los datos de la Encuesta Nacional sobre la Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2015 con desagregación para nuestra blanca ciudad.

¿Realmente impactará UBER en los meridanos? ¿Cuántos tienen acceso a la tecnología para contratar los servicios? Los resultados de la encuesta revelan un uso ya cotidiano y masivo de la tecnología y dispositivos móviles; es ya una realidad que la mayoría de la población tiene acceso a ellas. De cada 10 meridanos, 7 tiene un teléfono móvil (casi 800 mil personas); 6 de cada 10 es usuario del Internet (casi 700 mil personas) y más de 182 mil hogares tienen conexión a Internet.

Todo parece indicar que el motivo de la euforia estaba plenamente justificado: hay un amplio espectro de la población que esperaba con ansias la llegada de este servicio. Si tú quieres hacer llegar un servicio o vender un producto, no lo pienses mucho acércate a un desarrollador de app´s. Un mar de oportunidades te esperan en ese mundo virtual.

Ya está, ya llegó, la tecnología se quedó
Ya está, ya llegó, la tecnología se quedó
Ya está, ya llegó, la tecnología se quedó