Estadísticas yucatecas

Escudo Yucatán o El gran hermano

Al escuchar o leer la propuesta de política pública en materia de seguridad denominada “Escudo Yucatán” a más de uno nos hizo pensar que un mejor nombre para denominar la propuesta pudo ser, sin ningún problema, “el gran hermano”, en honor a la novela “1984” de George Orwell. El término «orwelliano» se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela. De aprobarse la propuesta referida ¿Yucatán estaría dando un gran paso hacia la sociedad del Big Brother o simplemente se está adelantando a los tiempos para prevenir el delito? ¿Vale la pena invertir una gran cantidad de recursos a pagar en 10 años en bienes que tienen vida útil en 4 ó 5? ¿Realmente vale el programa 1,500 millones de pesos? Estas son preguntas que flotan en el ambiente y que esperamos que nuestros legisladores se hagan y que encuentren respuestas. Si la médula de Escudo Yucatán es la instalación de cámaras de vigilancia, está sobrada la justificación de hacerse estas preguntas, toda vez que en las autoridades encargadas de la procuración de justicia y la preservación de la seguridad y el orden público no gozan de una alta estima en la población.

No obstante los golpes recientes que le han propinado a la delincuencia organizada, o su respuesta inmediata en temas específicos, las autoridades estatales son los que menos grado de confianza registran según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2015 (ENVIPE). Por ejemplo, la policía estatal registra un 40% de poco o nulo nivel de confianza. En contraste, la Marina y el Ejercito reciben los mayores niveles de confianza. 

Escudo Yucatán o El gran hermano
Escudo Yucatán o El gran hermano