Estadísticas yucatecas

El empleo disfrazado

Somos el primer lugar el ámbito nacional con menor desempleo al registrar el 2.1% en la última medición del INEGI. Lo señalábamos la semana pasada. Y el secretario estatal del ramo lo machacaba a los medios de comunicación en el marco de la feria de reclutamiento de la cervecería Modelo. Y como siempre, la terca realidad se encargaba de moderarlo; a unos metros un tsunami, y no precisamente el de los aficionados a las caricaturas japonesas y la Guerra de las Galaxias, sino el mar de gente que se arremolinaba desde las 5 de la mañana, según las crónicas periodística, en busca de una oportunidad dentro de la industria cervecera. Un fenómeno resultó la citada feria

Entonces ¿qué pasó? ¿somos o no somos el estado con menor desempleo? Con esas cifras las grandes compañías ¿no deberían estar buscando bajo las piedras al talento para reclutar? ¿por qué el tumulto?

Una de las posibles respuestas las podemos obtener en las siguientes cifras: la población ocupada representa a poco mas de 500 mil personas en Yucatán, mientras que la población desocupada apenas unas 14 mil; pero dentro de la población ocupada se encuentra un segmento definido por el INEGI como la población subocupada: aquellas personas de 15 o más años de edad que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más horas de trabajo de lo que su ocupación actual les permite. Esta población asciende en nuestro caluroso estado a poco más de 27 mil personas, lo que representa un 5.5% de la población ocupada y casi el doble de la población desocupada.

Con este panorama y con los bajos ingresos, más de uno consideró que valía la pena salir desde las 4:00 A.M. de la casa y aunque pasada las 10 todavía no pudiera pasar al reclutamiento. 

El empleo disfrazado
El empleo disfrazado