Estadísticas yucatecas

Sin timón, ni timonel: la percepción de los problemas de los meridanos

Con la finalidad de tomar la temperatura al ambiente social, del 23 al 30 de junio de este año, Decide Market Research levantó una encuesta domiciliaria cara a cara a ciudadanos de 18 años y más. Esta encuesta es representativa para la población de la ciudad de Mérida, con una muestra de 600 encuestas efectivas. Uno de los temas abordados fue el de la problemática percibida, específicamente cuál juzgan como el principal problema.

La parte económica es lo que más duele a los meridanos. Entre los tópicos mencionados se menciona el desempleo, los bajos ingresos, la pobreza y la desigualdad. Las clases medias son las que más resienten esta dificultad, donde 4 de cada 10 personas opina que la cuesta arriba económica es el principal problema.

Como barco a la deriva, sin timón ni timonel. Así percibimos la situación los que vivimos en esta bella ciudad, dado que el segundo aspecto considerado como principal problema es el propio gobierno, que es señalado por los actos de corrupción y las ausencias de apoyos en los diferentes aspectos de la vida económica y social. Quien debería ser encargado de llevarnos a buen puerto es percibido como el principal escollo. El 17% considera que un aspecto relacionado con el gobierno es el principal problema.

El tercer problema sentido tiene que ver con la inseguridad y delincuencia. No obstante nuestra presunción de vivir en uno de los estados seguros, este tema registra un 12% de incidencia; la deficiencia en los servicios públicos como la recoja de basura, alumbrado público y calles es la cuarta causa con un 9%.

Sin embargo hay un embrión de esperanza, en medio de este mal humor social, un 4% considera que son los propios ciudadanos que con una actitud pasiva contribuye a que esta situación prevalezca, esperanza porque suponemos que este 8% ha tomado conciencia que son los propios ciudadanos quienes son arquitectos de los cambios sociales y políticos.

Sin timón, ni timonel: la percepción de los problemas de los meridanos
Sin timón, ni timonel: la percepción de los problemas de los meridanos