Estadísticas yucatecas

Haciendo cuentas: la voz de las cifras

El fin de semana fuimos testigos de dos manifestaciones públicas en nuestra ciudad, ambas motivadas por la discusión que se generó a raíz de la iniciativa presidencial que buscaba legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Con sendas marchas y con visiones contrarias ambos grupos mostraron su músculo. El número de los ciudadanos que no ven con buenos ojos la unión de personas del mismo sexo fue significativamente mayor y multiplicado por 25 en contraste con los que están a favor de estas uniones. La multitudinaria congregación sorprendió a quienes consideraban que una minoría no comulga con el presidente en este tema. ¿Cuáles pudieran ser las explicaciones a este fenómeno? Me parece que tiene que ver con las convicciones religiosas.

Yucatán sigue siendo un estado preminentemente católico. Si bien los datos censales nos indican que en medio siglo el porcentaje de la población que se declara católica disminuyó 15 puntos porcentuales, de un 95% en los años 70´s del siglo pasado se pasó para la primera década de este siglo a un 80%, esta última cifra sigue siendo importante y en términos absolutos la población católica se duplicó en este periodo. Si a esto le agregamos que como institución la Iglesia católica en Yucatán funciona como una organización perfectamente aceitada, estructurada en cerca de 160 parroquias que bajo la tutela de más de 220 presbíteros y diáconos y que a su interior de estas confluyen diversos movimientos apostólicos, iniciativas sociales y de formación como la catequesis. Además, 77 centros de vida consagrada y la importante presencia de institutos, escuelas y universidades que están bajo la dirección de algún movimiento religioso, más de 20 se contabilizan; podemos dimensionar la influencia que esta tiene en la vida pública y privada. Y por tanto vale la pena considerar la visión de este lado, porque se quiera o no, su opinión cuenta y se cuentan. Por lo que no es de extrañar que la mayoría de los ciudadanos yucatecos piensen en este tema diferente al presidente.

Haciendo cuentas: la voz de las cifras
Haciendo cuentas: la voz de las cifras