Estadísticas yucatecas

¿Porque fallan las encuestas?

La victoria de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos de América coloca de nueva cuenta en el centro de la discusión la pertinencia de las encuestas electorales como instrumento de análisis y de la interpretación de la realidad. Sucedió en el Reino Unido con el Brexit, en México con la diferencia entre el ganador y el segundo lugar en la última elección presidencial y así podríamos enumerar diversos ejemplos en el que la distancia entre lo esperado (pronosticado) y la realidad es amplia. Les comparto tres aspectos que debe de considerar para que en el futuro no se sienta sorprendido cuando la guerra de cifras comience.

En términos generales, las elecciones son cada vez son cada vez más competidas, las diferencias entre el ganador y el segundo lugar habitualmente son menores a un dígito, incluso menores al margen de error utilizado en las encuestas. Por tanto considere siempre el porcentaje de electores que no revela por quién votará. Si esta cifra es lo suficientemente alta para cambiar la tendencia es de esperarse un resultado “sorprendente”.

El peso de las clases medias y altas. Cada vez es más difícil que este segmento de la población sea accesible a responder una encuesta. La accesibilidad a sus viviendas, la disponibilidad de tiempo y la falta de colaboración condicionan un resultado cuando este grupo tiende a votar de manera sistemática por un partido (como el caso de Mérida) donde las clases medias y altas tienden a favorecer al PAN.

Observe también el margen de error, la técnica del levantamiento y el proveedor de la información; en México una encuesta telefónica no es representativa del electorado, ayuda a entender tendencias pero no es concluyente. Los tamaños de muestra robustos ayudan a mejorar la precisión pero debe de estar acompañado de una técnica de levantamiento rigurosa. Consulte también quien mando a realizar la encuesta. El acreditamiento del responsable de la publicación es importante; en tiempos electorales los intereses rondan de manera cercana a las encuestas.

¿Porque fallan las encuestas?