Estadísticas yucatecas

Los suicidios en Yucatán
Los suicidios en Yucatán

Con el término de noviembre se va el mes donde recordamos a los difuntos; celebramos el hanal pixan y probablemente participaste o escuchaste del Paseo de las Animas, comiste mucbi pollos y recordaste a los que ya se nos adelantaron. De acuerdo a la temática revisaremos la cifras de un fenómeno por demás difícil y dramático: los suicidios. Es muy común escuchar que los yucatecos tenemos una mayor propensión a sufrir de este fenómeno. Veamos pues: de acuerdo al registro del INEGI y con datos de 2013 tenemos 167 casos registrados, en términos absolutos. Esto nos ubica en el lugar 13 de las 32 entidades. Sin embargo, cuando se calcula la tasa por cada 100, 000 habitantes, la situación cambia: el lugar ocupado por Yucatán es el 6°, con una tasa de 8.5 casos por cada 100,000 habitantes, muy por arriba del promedio nacional que fue de 5.3.

Es de llamar la atención que los estados vecinos de Quintana Roo y Campeche están en el 1° y 3° lugar; por lo que la presunción de que los yucatecos tenemos tendencias suicidas se confirma e incluso se puede extrapolar para los demás estados de la Península.

Ver más
Radiografía del electorado meridano
Radiografía del electorado meridano

Ahora que las aguas están tranquilas y han tomado su nivel, debemos hacer una pausa para analizar de manera calmada y fría el perfil del votante meridano. Sin duda, el comportamiento del elector es una cuestión compleja; no obstante en el afán de entender este comportamiento realizamos una tipología de comportamiento electoral en base a tres variables:

  • Partido con quien te identificas,
  • Partido que considera que gobierna mejor
  • Y rechazo partidista (nunca votaría).


Como resultado de este análisis obtuvimos conglomerados más o menos homogéneos que agrupamos en diez grupos primarios:

Las personas que se definen como votantes duros son aquellos con una simpatía abierta hacia un partido y califican como el mejor en su forma de gobernar y que afirman que nunca votaría por un partido contrario al que simpatizan. En el caso del PAN la cifra es del 23% y del PRI del 31%; le siguen los votantes moderados que no obstante simpatizar con algún partido eventualmente podrían votar por otro partido o bien juzgan que no necesariamente el de su simpatía es el mejor para gobernar el PAN registra un 2% y el PRI un 4% en este tipo de votantes; de tal suerte que podemos hablar en términos globales de un 25% que se define panista y un 35% que se define priista. Luego se encuentran los que se definen como simpatizante de un partido de Izquierda que en total suman un 4%; Los que no se identifican con ningún partido político que en total son un tercio de los votantes (31%), estos a su vez se pueden dividir en anti panistas (1%), anti priistas (3%) y anti izquierda (4%) y por último se encuentran los indiferentes quienes no se identifican con ninguno y todos les parece igual que son el 5%. Para simplificar entonces podemos hablar en términos globales de un 25% panista, un 35% priista, 4% de Izquierda, 31% independiente y un 5% indiferente.

Ahora bien ¿Por qué entonces los resultados en la última elección?, en las elecciones realizadas para presidente municipal donde resultó ganador el abanderado del PAN. Nos permitimos hacer algunas hipótesis si comparamos los resultados públicamente disponibles (que dicho sea de paso no hay datos oficiales públicos en formato que faciliten este tipo de análisis) que no obstante sus limitaciones en números globales se pueden dar como válidos.

  • El PAN obtuvo el 45% de los votos es decir 20 puntos porcentuales adicionales de los que se declararon sus simpatizantes, necesariamente estos vinieron de los independientes, lo que significa que el PAN no la tiene ganada de manera automática en cada elección su respectivo candidato tiene que convencer a ese electorado independiente que seguramente vota más por el candidato que por el partido. Eso explicaría, por ejemplo su derrota en 2009
  • El PRI junto con su aliado el PVEM obtuvo el 40% de los votos, únicamente 5 puntos porcentuales adicionales de su reserva de simpatizantes, seguramente de aquellos independientes anti panistas y anti izquierda. En este caso el candidato priista poco aportó a su causa y no logró conquistar a ese electorado más escéptico y que pide un candidato digamos que con un perfil diferente al tradicional priista.
  • El caso de Movimiento Ciudadano podemos inferir que el 7% obtenido provienen de esos independientes, y cuestiona aquel razonamiento que fue la cuña para restarle votos al PAN, para ser precisos se debería decir que esos independiente no se encartaron al PAN, y no que son una resta al PAN.
  • La izquierda, obtuvo su 4% únicamente que dividido en dos fuerzas principales PRD y MORENA
  • Los indiferentes también se refleja en el 3% de votos nulos o de candidatos independientes.


Una pregunta interesante ante el escenario de una posible aparición de candidatos independientes, ¿son viables desde el punto de vista electoral para la ciudad de Mérida? , por principio los números nos dicen que sí, la base del perfil del votante independiente (31%) más el electorado moderado de los partidos grandes (6%) te dan un piso del 37% sin duda una cifra para ser competitivo, pero no garantiza el éxito electoral porque habría que convencer al 100% de los independientes, tarea con un grado alto de dificultad, necesariamente tendría que haber una escisión fuerte en algún partido grande o bien una alianza de facto como ya ocurrió en otras latitudes.

Ver más
Hábitos de lectura de periódicos
Hábitos de lectura de periódicos

En concordancia con la colaboración de la semana anterior abundamos en el tema de la lectura de periódicos en la ciudad de Mérida. El indicador presentado en esta ocasión es el tiempo que las personas le dedican a la lectura de los rotativos; gracias a la encuesta levantada por Decide Market Research sabemos que casi la mitad de la población de 18 años y más cuando lee periódicos le dedica media hora o más; también sabemos que un 38% “hojean” los diarios, pues únicamente le dedican 15 minutos o menos; estos en su mayoría son los lectores de los llamados periódicos populares, que registran un promedio de lectura cercanos a los 45 minutos, mientras que los llamados serios su promedio esta ronda la hora.

Ver más
Indicadores de lectura de periódicos en la ciudad de Mérida
Indicadores de lectura de periódicos en la ciudad de Mérida

Hace unos días, en la entrega especial de los viernes Pablo Cicero, editor jefe de 8AM, se publicó la “Cartografía imaginaria de los medios de comunicación”. En Decide Market Research decidimos ponerle coordenadas al mapamundi, cual sistema de posicionamiento global (GPS). Para eso utilizamos las especificaciones de latitud y longitud obtenidas a través de una encuesta domiciliaria levantada en el mes de octubre del presente año.

Cicero no se equivoca cuando describe al grupo Megamedia, que no obstante la disminución en su circulación se conserva a la cabeza como potencia comercial, con el todavía influyente Diario de Yucatán y su 39.7% de preferencia, y una lectura que oscila entre el 28 y el 37% dependiendo de día. Al igual que su edición electrónica lidera este tipo de medios con el 12.9% de lectura. Otro medio con el que cuenta el grupo es “La i”, pionero entre los periódicos calificados como populares, que vive con respiración artificial con una lectura que oscila entre .5 y 1.8% ; padece víctima de la pulverización que le provoca “de Peso” y su hermano “Al chile”. Este último con un mayor éxito, con una lectura cercana entre el 3.7 y el 6%, enfocándose principalmente en los segmentos populares.

Del grupo SIPSE se tienen dos periódicos: Milenio y de Peso. El Milenio en su eterno digito y medio no sube ni baja, marginal su presencia; de los pocos que lo leen su fuerte está en los niveles socioeconómicos altos. La cuña que grupo Megamedia metió con “Al chile” parece que surtió efecto, si bien se conserva como el segundo en lectura, ventas y preferencias su cifras son más modestas que hace un par de años. Su fuerte, como ya se diagnosticaba, son las clases populares.

Es claro que el liderazgo del Por Esto! no se encuentra en el área urbana de Mérida. Su fuerza e influencia está más bien en el interior del Estado. Apenas llega a los dos dígitos en lectura y compra, además de una muy baja penetración en su formato electrónico, quizá por lo estático en el que se presenta.

No obstante el esfuerzo mercadológico del diario La Verdad, su lectura no llega ni al 2%, cuando Pablo afirma que “Nadie lee aquí La Verdad. Nadie la compra. Nadie le cree” no le falta razón, sobre todo en el asunto de la compra, en donde no registró cifra alguna.

Sin duda la presencia de La Jornada Maya todavía es muy incipiente, todavía es muy pronto para afirmar algo al respecto, con datos todavía marginales; al menos apareció como un pequeño islote que todavía emerge

Ver más
Índice de ciudades competitivas y sustentables
Índice de ciudades competitivas y sustentables

El índice de ciudades competitivas y sustentables 2015 fusiona los valores calculados por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y el Centro Mario Molina, a través de los índices de competitividad urbana y el de desempeño ambiental, respectivamente; esto, con la finalidad de vincular la sustentabilidad y la competitividad así como identificar las buenas prácticas implementadas por los gobiernos locales en materia de desarrollo sustentable.

De las ciudades con más de 100,000 habitantes, Mérida ocupa el lugar 7 para este indicador, no obstante que para el de competitividad urbana ocupa el lugar 19 y el de desempeño ambiental el lugar 27.

Es claro que si Mérida pretender mejorar en el indicador las autoridades municipales y estatales deberán enfocarse en el aprovechamiento de las relaciones internacionales, incrementar la presencia en sectores económicos innovadores, mejorar en el uso de agua y realizar cambios importantes que permitan optimizar la movilidad y el transporte urbano.

Ver más