Estadísticas yucatecas

Solos. Yucatán en cifras
Solos. Yucatán en cifras

Ya sea por elección, por obligación, por decepción o por precaución, en Yucatán viven poco más de 59,000 personas en lo que se denomina hogares unifamiliares, es decir solos. La mayoría de estos son hombres (60.4%); el 40% tienen una edad mayor a los 60 años y la mitad con ingresos mensuales inferiores a los dos salarios mínimos.

Sin duda para muchos debe parecer que la solitud es una condición ideal debido las múltiples ventajas que conlleva, como la libertad de ser y hacer con una menor carga económica.

Sin embargo, ninguna de las posibles ventajas, ya enunciadas arriba, vale si confrontamos la realidad del solitario privado de la compañía humana, aspecto básico para nuestra salud y bienestar. Así, la ausencia de un entorno definido por la interacción puede orillar a la compensación mediante actividades compulsivas y las adicciones.

Ver más
Cuestión de enfoque: hablando de seguridad / inseguridad
Cuestión de enfoque: hablando de seguridad / inseguridad

Frescos aun los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, revisamos la percepción que los yucatecos tienen sobre el nivel de inseguridad/seguridad del municipio donde habita; si bien presumimos ser uno de los estados donde se respira tranquilidad, las cifras señalan que para 4 de cada 10 personas los vientos ya no están tan serenos. El dato es prácticamente el mismo que el del 2015, dependiendo del cristal con que se mire, unos dirán que no creció y otros que no disminuyó. 

Ver más
Pica, lica y califica: un gobierno en entredicho
Pica, lica y califica: un gobierno en entredicho

En los últimos meses el presidente Enrique Peña Nieto estuvo envuelto en sendas polémicas, la primera se derivó de una investigación periodística que revelo errores en su tesis de licenciatura, mismo que se calificaron como plagios y la segunda fue por la invitación y recibimiento del candidato republicano para presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Ambos eventos tuvieron una extensa cobertura mediática y era previsible una considerable disminución de popularidad a la ya de por si deteriorada imagen presidencial.

Atentos a los acontecimientos Decide Market Research, realizó una encuesta para la ciudad de Mérida en la que abordó el tema de la calificación al presidente; de esta se desprenden los siguientes datos: Las cifras son contundentes, continúan bajando, le son adversas, de una escala del 1 al 10 el promedio fue de 4.2, cifra inferior a la registrada en el mes de junio que fue de 5.1. En todos los segmentos de edad se registra disminución de puntos. Particularmente llamativo el segmento juvenil de 18 a 30 años en el cual el promedio fue de 3.9; los jóvenes más críticos castigan en su valoración al mandatario. Por si fuera poco, actualmente el 67.7% de la población le da una calificación reprobatoria, cifra que creció en 20 puntos porcentuales desde que en junio el dato rondaba en el 40%.

Sin duda estamos en un escenario que nos pone de frente ante una de las peores pesadillas de un político: gobernar a un pueblo que lo desaprueba y desdeña. Incluso surgió ya un movimiento que pide su renuncia a voz en cuello. El contexto inédito en el que hoy discurre la vida política mexicana nos sugiere una reflexión ¿se puede gobernar sin el respaldo popular? ¿Usted que opina?

Ver más
El arte de gobernar por ocurrencia: el arrebato de la sinrazón
El arte de gobernar por ocurrencia: el arrebato de la sinrazón

Iniciamos el mes patrio con la reflexión obligada tras el cúmulo de pifias que personalidades de diverso orden nos han recetado como por mandato divino. No se trata de quejarnos sin ton ni son, sino tratar de aportar un poco de información y contribuir a la sana costumbre de analizar los hechos. Me detendré en el ámbito local comentando que al final del primer tercio de su gestión el alcalde meridano no cumplió aún con su principal ofrecimiento de campaña: modernizar el sistema de transporte público. En cambio, hay que destacar que de su primer Informe de gobierno llama la atención el apartado de promoción y fomento a la cultura en el cual se consigna la realización de más de 2,000 eventos en el año, lo que significa que en promedio se realizaron 5.4 eventos al día. La concurrencia estimada a dichos eventos se registra en un millón 350,000 asistentes, cifra que es superior incluso a la población total del municipio de aproximadamente 892,000 habitantes.

Mas allá de las cifras, se percibe un intento genuino de articular una política pública en el tema porque además de las vaquerías yucatecas, las remembranzas musicales, los paseos culturales, las serenatas de Santa Lucía, la noche mexicana y las noches blancas, Mérida es uno de los pocos municipios que signó una carta de derechos culturales: funge como ciudad piloto para el desarrollo de la llamada Agenda 21, se ha denominado por segunda ocasión como capital americana de la cultura y tiene un fondo municipal propio para el apoyo y fomento de las artes escénicas, visuales y editorial que para este año fue de $3.500,000.

Si a todo lo anterior agregamos las acciones que realizan el gobierno estatal y la iniciativa privada en el tema de cultura no es extraño considerar a la ciudad como un destino perfectamente distinguible de otras capitales. En este contexto ¿cómo podríamos interpretar la renuncia inducida del que fuera director de cultura de la comuna meridana? ¿Realmente una desafortunada expresión realizada a título personal en una red social es un motivo suficiente? Cuando no hay evidencia de falta grave ¿Por qué renunciar a un funcionario si no se tiene su sucesor? ¿Habrá acaso algún motivo desconocido para lo que parece ser un arrebato juvenil? Mal el alcalde, mal quien lo asesoró en el tema y mal el cuerpo de regidores, al fin y al cabo la auténtica autoridad del municipio, si secundan este cambio. Hacemos votos para que este caso sea un caso aislado y no un síntoma de una de las peores enfermedades de los gobiernos: gobernar por ocurrencias.

Ver más
Cifras turísticas
Cifras turísticas

En la semana se dio a conocer información sobre la edificación de nuevos centros de hospedaje en nuestro estado, específicamente en Mérida. Con la construcción y la eventual puesta en marcha de un nuevo centro de convenciones se presagia un aumento en el flujo de visitantes y turistas. Al respecto repasamos las cifras de llegada de turistas. Los datos nos informan que después de la baja registrada en 2009 los turistas nacionales fueron los que en mayor medida contribuyeron al crecimiento en 2010 y 2011; para 2012, la tendencia se revierte y son los turistas extranjeros los que dinamizan el crecimiento hasta el año 2014. En cuanto a la infraestructura hotelera también se observa un crecimiento, ya que de 6,600 cuartos en 2004 se pasó a los casi 10,000 actuales. En donde no se debe perder la vista es el porcentaje de ocupación hotelera, que mide cuántos de esos cuartos realmente se ocuparon y es precisamente donde se registra una tendencia a disminuir en los últimos años.

En términos de mercado se observa que la oferta está por arriba de la demanda, que si se le suma lo que hoy se construye se tiene una disyuntiva interesante: o llegan más visitantes o los hoteleros entraría eventualmente en una guerra de precios.

Ver más